sábado, 27 de diciembre de 2008

EL MÉTODO SCOUT Y LA EDUCACIÓN PARA LA PAZ

Aclaración inicial: si una leyera esta entrada por separado, podría parecerle una obviedad. Si dispone de tiempo, por favor, "rebobine" e inicie la lectura desde un par de entradas previas.
++++++++++++++++++++++++++++++++++
La intuición pedagógica de B-P que mencionamos en la entrada anterior se basa en 5 convicciones que se traducen en el “MÉTODO SCOUT”.

Es bueno aclarar que el Método Scout como sistema de autoeducación progresiva se plantea ser complementario de la familia, de la "iglesia" y de la escuela y no busca reemplazarlos.

El núcleo de este sistema alrededor del cual giran los demás elementos del Método Scout es la adhesión libre y voluntaria a un conjunto de valores expresados en una LEY Y PROMESA.
Los valores que propone dicha Ley Scout son los siguientes:
  1. El/La Scout ama a Dios y vive plenamente su fe.
  2. El/La Scout es leal y digno/a de toda confianza.
  3. El/La Scout es generoso/a, cortés y solidario/a
  4. El/La Scout es respetuoso/a y hermano/a de todos.
  5. El/La Scout defiende y valora la familia.
  6. El/La Scout ama y defiende la vida y la naturaleza.
  7. El/La Scout sabe obedecer, elige y actúa con responsabilidad.
  8. El/La Scout es optimista aún en las dificultades.
  9. El/La Scout es económico/a, trabajador/a y respetuoso/a del bien ajeno.
  10. El/La Scout es puro/a y lleva una vida sana.
Ese compromiso con los valores se considera como guía de las acciones y no como una barrera contra las faltas. Son 10 proposiciones positivas, ninguna prohibición.

El principal objetivo de la Ley Scout es educar, no instruir; pero educar en el sentido de hacer que el joven aprenda por sí mismo y de su propia espontaneidad las cosas que tienden a desarrollar el carácter.

Baden-Powell estaba convencido que el niño se inclina naturalmente hacia el bien si ve que hay una forma práctica de hacerlo; y el precepto de la buena acción diaria le brinda la oportunidad para desarrollar el instinto de la bondad, el cual al reiterarse se vuelve hábito y se termina ‘encarnando’ como una constante predisposición de ayudar al otro sin esperar recompensa. Este reiteración de "aprendizajes" que se encarnan es el puntapié de la pedagogía activa, un hallazgo de B-P que se adelanta en 50 años a otros pedagogos.

A partir de la próxima entrada, veremos cómo nos presenta el Movimiento Scout esto de "aprender haciendo" cada una de las 10 proposiciones de la Ley Scout.
Espero tus comentarios, siempre listo, rodrigo

Rodrigo Gonzalez Cao


Más material sobre el Programa de Jóvenes en el Movimiento Scout:


domingo, 21 de diciembre de 2008

LA INTUICIÓN EDUCATIVA DE B-P

Antes de avanzar en el hilo de la reflexión que venimos desarrollando en las entradas anteriores, quiero destacar que este original método educativo fue creado hace 100 años, ¡UNA VERDADERA VANGUARDIA EDUCATIVA!

Pero en este siglo de vida mucha agua ha corrido bajo el puente y, en consecuencia, en algunas cuestiones, poco a poco, se fue torciendo la intuición original de Baden-Powell hacia otros rumbos.

Y para entenderlo, es útil remarcar CINCO aspectos de cómo B-P concibió el desarrollo integral de la personalidad de niños, niñas y jóvenes en sus libros:

  1. En el Movimiento Scout cada joven no está solo, se relacionan entre sí a través de la pertenencia a pequeños grupos y la participación en espacios de cogobierno junto a los adultos, donde los jóvenes son los protagonistas y los adultos acompañan.
  2. El Scoutismo considera valiosa la guía de voluntarios adultos adecuadamente capacitados que aconsejen y acompañen a los jóvenes, pero que sepan autolimitarse en su participación para no desplazarlos como protagonistas.
  3. El trabajo en equipos desarrolla progresivamente la responsabilidad, la autonomía, el liderazgo y la cooperación.
    Como BADEN-POWELL dijo:
    “...El Movimiento Scout pone a los niños dentro de bandas fraternas lo cual es su organización natural tanto para juegos o travesuras.” Y agrega: “...La Patrulla es de carácter educativo para el individuo. A los guías de Patrulla les da experiencia en responsabilidad y en la calidad de su mando. A los demás Scouts les enseña a subordinar sus intereses en vista del bien común, la abnegación y dominio de sí mismo involucrados en el espíritu de equipo, de cooperación y de buena camaradería.”
  4. La propuesta educativa del Scoutismo es personalizada, no es un sistema masivo, sino que atiende los intereses, necesidades y capacidades de cada uno de los niños, niñas y jóvenes que participan de su propuesta educativa.
  5. La Ley Scout ofrece un sistema de referencia, un código de valores formulado en forma positiva y no a través de prohibiciones. Baden-Powell dijo claramente que fijar prohibiciones es desafiar a los jóvenes para que actúen mal e intenten sortearlas.
Estas CINCO convicciones de la propuesta educativa del Movimiento Scout se traducen en el “MÉTODO SCOUT” y son desarrolladas por medio de “un sistema de autoeducación progresiva que comprende cuatro elementos inter-relacionados:
  • La adhesión voluntaria a una PROMESA y una LEY,
  • El APRENDER por la ACCIÓN
  • La PERTENENCIA a PEQUEÑOS GRUPOS (por ejemplo la patrulla), involucrando, bajo la GUÍA DE ADULTOS, el DESCUBRIMIENTO y la ACEPTACIÓN PROGRESIVA de RESPONSABILIDAD y el ENTRENAMIENTO hacia el AUTO-GOBIERNO tendiente al DESARROLLO DEL CARÁCTER y la ADQUISICIÓN DE COMPETENCIAS, AUTO-CONFIANZA, CONFIABILIDAD Y CAPACIDAD PARA COOPERAR Y LIDERAR.
  • Programas progresivos y estimulantes de ACTIVIDADES VARIADAS BASADAS EN LOS INTERESES DE LOS PARTICIPANTES, incluyendo juegos, habilidades útiles y servicios a la comunidad, teniendo lugar MAYORMENTE AL AIRE LIBRE EN CONTACTO CON LA NATURALEZA.

Siempre listo, rodrigo
Rodrigo González Cao

lunes, 15 de diciembre de 2008

CONSTRUIR UN MUNDO MEJOR: EL LEMA DEL MOVIMIENTO SCOUT

La "idea fuerza" de dejar el mundo un poco mejor de cómo lo encontramos se apoya, entre otros conceptos, en “ser más Scout para ser mejores ciudadanos”.

Es decir, ayudar a los jóvenes a tener una opinión crítica sobre los problemas de su comunidad y, por lo tanto, prepararlos para hacer oír su palabra con argumentos sólidos.

Pero no queda nada más en discursos convincentes. 
Los argumentos sólidos se obtienen no solamente de asistir a interesantes charlas magistrales de expertos, sino en salir afuera del Grupo Scout, interactuar con otros actores sociales, interesarse por lo que le pasa a los demás, especialmente a quienes no les llegan todos los derechos consagrados en la Constitución y las leyes y, a partir de ese involucramiento, participar activa y responsablemente en acciones concretas que transformen las estructuras injustas en otras más justas.

Silenciosa y desinteresadamente el Movimiento Scout está prestando sus manos a la tarea de construir una comunidad más justa donde hombres y mujeres puedan vivir en condiciones más dignas.

Y, en este camino, estamos estableciendo las precondiciones para lograr una verdadera y definitiva paz.

El Método Scout ayuda a las personas a desarrollarse plenamente, capacitándolos para buscar la paz consigo mismo y con su entorno a través de la aceptación voluntaria de un “código de vida”, expresado en los valores de la Ley Scout, que les provee una “dirección interna”.

Cosas simples como la elección de un proyecto común entre varios, integra valores y prácticas, enseña a resolver conflictos y ayudar a formar líderes sociales para el cambio.

Pero no cualquier líder, sino personas autónomas, solidarias, responsables y comprometidas que jueguen un papel constructivo en la sociedad.

Ese papel constructivo en la sociedad se traduce en acciones concretas de desarrollo comunitario...
... Y no hace falta buscar lejos para encontrar acciones tendientes a lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

En cada barrio encontramos Grupos Scouts que aportan su granito de arena para construir junto a otros una cultura de Paz y no-violencia, promover el desarrollo y la erradicación de la pobreza o proteger nuestro ambiente.

Como el tema de la “paz” representa un campo increíblemente grande, el acento de las actividades educativas scouts se enfoca en TRES áreas que son relevantes para los jóvenes y que son una contribución valiosa a la paz:
  1. Creación de un mundo más pacífico: Incluyendo la solución de problemas, habilidades de negociación y mediación y manejo de la ira.
  2. Enfrentar los prejuicios: Identificar y enfrentar los prejuicios y estereotipos, por ejemplo: el racismo, la intolerancia religiosa, la prepotencia y la discriminación por sexo.
  3. Alentar una mayor solidaridad: Principalmente la solidaridad con los grupos desfavorecidos, por ejemplo: refugiados, personas desplazadas internamente, los que buscan asilo, niños en situación de calle y grupos étnicos minoritarios.
En la Rama Rovers el Programa "Scouts del Mundo" lleva a la plenitud estos postulados.

Y en tu Grupo o Distrito, ¿qué se puede hacer?...

Les dejo la inquietud para que la conversen con su equipo.

Siempre listo, rodrigo
Rodrigo Gonzalez Cao
(Puedes dejar tu comentario a continuación)

domingo, 7 de diciembre de 2008

LA MISIÓN DEL MOVIMIENTO SCOUT Y LA PAZ

Los conceptos de BADEN-POWELL sobre la paz que recordamos en la entrada anterior definen al Movimiento Scout como un “...movimiento voluntario, no político (en lo partidario) y educativo, para jóvenes, abierto a todos sin distinción de origen, raza o credo” (como lo expresa la Constitución de la Organización Mundial del Movimiento Scout).

De esta definición se concluye el objetivo del Scoutismo: “...contribuir al desarrollo de los jóvenes para que alcancen su pleno potencial físico, intelectual, social y espiritual como personas, como ciudadanos responsables y como miembros de sus comunidades local, nacional e internacional.”

Más recientemente, en 1999, la Conferencia Scout Mundial realizada en Durban, Sudáfrica, precisó que la Misión del movimiento es contribuir a la educación de los jóvenes a través de un sistema de valores basado en la Promesa y la Ley Scout, para ayudar a construir un mundo mejor donde las personas se desarrollen plenamente y jueguen un papel constructivo en la sociedad.

Esto se logra…
√ Participando en un proceso educativo no formal.
√ Usando un método específico que hace a cada individuo el principal agente en su desarrollo como una persona que confía en sí misma. Capaz de ser autónoma, responsable, solidaria y comprometida.
√ Ayudando a cada joven a establecer un sistema de valores basado en principios espirituales, sociales y personales como los expresados en la Promesa y Ley Scout.

Aunque ya la hayan oído antes, pongo el acento en la misión porque la considero un hito en la forma de pensarnos como movimiento global y preguntarnos: ¿para qué está el Movimiento Scout?

El desarrollo integral de las potencialidades de cada joven se apoya en un estilo de vida que invita a hacer cuanto de uno depende para vivir los llamados “Deberes para con Dios”, “Deberes para con los demás y el mundo” y “Deberes para con uno mismo”.

En las palabras de nuestro Proyecto Educativo:
  • Una persona íntegra y libre, limpia de pensamiento y recta de corazón, de voluntad fuerte, responsable de sí misma, que ha optado por un proyecto personal para su vida, y que fiel a la palabra dada, es lo que dice ser.
  • Una persona servidora de los demás, solidaria con su comunidad, defensora de los derechos de los otros, comprometida con la democracia, integrada al desarrollo, amante de la justicia, promotora de la paz, que valora el trabajo humano, que construye su familia en el amor, que reconoce su dignidad y la del sexo complementario y que, alegre y afectuosa, comparte con todos.
  • Una persona creativa que se esfuerza por dejar el mundo mejor de como lo encontró, comprometida con la integridad de la naturaleza, interesada por aprender continuamente, en búsqueda de pistas aún no exploradas, que hace bien su trabajo y que, libre del afán de poseer, es independiente ante las cosas.
  • Una persona espiritual, con un sentido trascendente para su vida, que camina al encuentro de Dios, que vive alegremente su fe y la integra a su conducta y que, abierta al diálogo y a la comprensión, respeta las opciones religiosas de los demás.
Esto es posible porque Scouts de Argentina se ve a sí misma como una Organización Educativa...
  • Integrada por niñas, niños, jóvenes y adultos comprometidos con el estilo de vida Scout y su religión, la construcción de la paz, la autoafirmación de la persona humana y orgullosos de pertenecer por los valores que comparten.
  • Que trabaja responsablemente en la promoción para el desarrollo de la comunidad, provocando la transformación social a través del crecimiento personal, como producto del cumplimiento de la Misión.
  • Reconocida por su prestigio en la acción educativa y su capacidad de aprender; que brinda igualdad de oportunidades; con una propuesta dinámica y atractiva para los jóvenes, digna de ser apoyada por la comunidad
Es decir, la contribución del Movimiento Scout a la paz es básicamente educativa y comienza con un sistema de valores que siembra en los jóvenes un sentimiento de hermandad y comprensión que trasciende las barreras nacionales, promoviendo un estilo de vida fraternal.
Les he dejado varias definiciones para "rumiar" con sus Consejos de Grupo o Equipo Distrital. En la próxima avanzamos un poco más.
Siempre listo, rodrigo
Rodrigo González Cao
(Dejános tu mensaje en el link al pie)


Más material sobre el Programa de Jóvenes en el Movimiento Scout: