domingo, 27 de septiembre de 2009

Los jóvenes aprenden a través de las experiencias que obtienen en las actividades

Como hemos dicho previamente, las actividades suscitan en los jóvenes experiencias personales. En este punto consideramos oportuno hacer un breve paréntesis para distinguir la actividad que se realiza entre todos de la experiencia que cada joven adquiere durante la actividad.
  • Actividad: Es lo que ocurre externamente, la acción que se desarrolla entre todos. Es un instrumento que genera diferentes situaciones.
  • Experiencia: Es lo interno, lo que pasa en cada persona, lo que cada uno obtiene de la acción desarrollada. Es el resultado que se produce en el joven al enfrentar esa diversidad de situaciones.
A partir de esta precisión, que para algunos puede ser "demasiado fina", podemos afirmar que lo verdaderamente educativo es la experiencia; ya que es una relación personal del joven con la realidad que le permite observar y analizar su comportamiento y adquirir y practicar la conducta prevista en el objetivo.
La experiencia es lo que genera el "aprender haciendo" porque la actividad es solamente el canal, el medio, para que cada participante extraiga de ella su experiencia.
En la próxima entrada veremos como, dependiendo de una variedad de circunstancias, generalmente relacionadas con el modo de ser de cada uno, una misma actividad puede generar diferentes experiencias en cada uno de los jóvenes que participan en ella.
Siempre listo, rodrigo
Rodrigo Gonzalez Cao

domingo, 20 de septiembre de 2009

El aprendizaje a través de la acción se da preferencialmente en los pequeños grupos

Otro de los elementos del Método Scout que desarrollaremos más adelante es la pertenencia a pequeños grupos.
En estos "pequeños grupos" se viven las actividades que marcarán las vivencias más profundas de los jóvenes. Como ampliaremos más adelante, el concepto de "pequeño grupo" irá variando según el grupo de edad pasando de ser "la familia feliz" de toda la Manada en la rama Lobatos y Lobeznas a las patrullas, los equipos y los grupos de trabajo en las ramas siguientes.
El aprendizaje en los pequeños grupos es esencialmente activo, en parte consciente y en parte inconsciente, y se produce fundamentalmente en tres planos:
  • A través de la vida en común, compartiendo significados, aprendiendo a mirar e interpretar juntos las cosas que ocurren, transmitiéndose sus sueños, encarnando los valores en la conducta y logrando el diseño y compromiso con un proyecto, que es en parte común y en parte individual. Este aprendizaje se da más en la patrulla de la rama Scouts o el equipo estable de la rama Caminantes, que cumplen un papel de comunidad de vida fundada en el afecto común y dentro del marco que ofrecen los valores contenidos en la Ley Scout.
  • Por medio de la planificación, ejecución y evaluación de actividades y proyectos. Este aprendizaje se da más propiamente en el grupo de trabajo que lleva adelante una actividad. El nombre varía según la rama: en rama Scouts es la misma patrulla, en los Caminantes el mismo equipo o un interequipo para llevar adelante tareas de una empresa y, es propiamente el equipo que se forma para un proyecto en la rama Rovers. Este grupo opera aquí como una micro empresa, imaginando la actividad, diseñándola, adquiriendo las competencias y habilidades técnicas que permiten llevarla a cabo, generando y obteniendo los recursos, acompañando a sus miembros en la realización de la tarea, evaluando los resultados y representándose mutuamente fortalezas, debilidades y errores. El método scout valora los errores como parte del proceso de aprendizaje, ya que no considera que éstos sean descréditos, sino oportunidades de ver lo que se habría podido hacer de modo distinto. Como vimos en una entrada previa al desarrollar el aprendizaje por la acción a través de las "especialidades" el error no se convierte en fracaso sino en aprendizaje por la contención que brindan los demás elementos del Método Scout y la concepción optimista de la naturaleza humana que expresó B-P en sus libros.
  • Las actividades producen experiencias, cuya secuencia y acumulación paulatina permite que los jóvenes logren las conductas previstas en los objetivos educativos que el Movimiento les propone y que ellos han hecho suyos, modificándolos y complementándolos de acuerdo a sus intereses personales. Es la parte del aprendizaje sobre la base de objetivos, en cuyo avance los jóvenes del equipo hacen las veces de tutores mutuos, que se asisten en su crecimiento personal, estimulan sus logros, refuerzan su autoimagen y se proponen cambios. Este tipo de aprendizaje se produce tanto en el equipo como en los grupos de trabajo y, como veremos al desarrollar la "pertenencia a pequeños grupos" en estos espacios es donde se desarrolla la capacidad de cooperar y de liderar.

Siempre listo, rodrigo

Rodrigo Gonzalez Cao

sábado, 12 de septiembre de 2009

Como resultado de la acción, los jóvenes aprenden

Como hemos visto previamente el programa del Movimiento Scout está centrado en el diseño y ejecución de actividades.
Estas actividades surgen de los centros de interés de los jóvenes.
Los mismos jóvenes son quienes expresan sus intereses a partir de la selección de actividades por medio de su participación en la elección de las mismas.
Los más pequeños realizan su elección a través de juegos democráticos, mientras que a medida que avanzamos en los grupos de edad se suman otros espacios de participación como la elaboración, presentación y defensa de los proyectos en asambleas.
También ejercen un rol protagónico en la organización del calendario, la definición de las tareas necesarias para llevar adelante las actividades seleccionadas y la distribución de dichas tareas entre los diferentes equipos que conforman.
El aprendizaje que se produce es un resultado de toda esta acción, este hecho educativo, donde los jóvenes aprenden por sí mismos a través de la observación, el descubrimiento, la elaboración, la innovación y la experimentación.
Este aprendizaje no frontal permite experiencias personales que interiorizan y consolidan con intensidad el conocimiento, las actitudes y las habilidades.
Desde el punto de vista cognitivo, se complementa la recepción de información con la adquisición y asimilación del conocimiento en la práctica.
En el dominio de la afectividad, se reemplaza la norma impuesta por la norma descubierta y la disciplina exterior por la disciplina interior.
Y en el campo motriz, la pasividad receptiva de alguien que es visto como destinatario de la información, cede paso a la creatividad efectiva de alguien que es puesto en situación de realizar.
Siempre listo, rodrigo

Rodrigo Gonzalez Cao

sábado, 5 de septiembre de 2009

Las especialidades, un camino personalizado de actividades

En la entrada anterior compartíamos que las actividades son la forma en que el Movimiento Scout desarrolla el aprender haciendo. Un tipo de actividades, aún más personalizada, son las especialidades.
Éstas van adquiriendo diferentes matices en cada rama según la madurez de los niños y jóvenes.
A grandes trazos hemos leído repetidamente, y cometiendo algunas simplificaciones que me perdonarán, que en las ramas menores estas actividades sirven para que el niño experimente nuevos centros de interés, mientras que en las ramas mayores los jóvenes irán adquiriendo habilidades en vistas a profundizar la construcción de su identidad.
Sin embargo, no debemos tratar tan superficialmente un elemento valioso del programa del Movimiento Scout. Al alentar el desarrollo de especialidades, debemos tener presente que no definen una futura carrera terciaria o universitaria ni tampoco son un llamado a una vocación.
Por otra parte, la tendencia general a desarrollar menos especialidades en las ramas mayores no tiene directa relación con la pérdida de inquietudes, sino con el tiempo y profundidad que le dedica el joven a la adquisición de estas habilidades y competencias.
Como decíamos al principio, las especialidades son actividades que rescatan lo particular de cada joven, alentándolo a desarrollar sus potencialidades como propone Baden-Powell en "Escultismo para muchachos" y "Guía para el Jefe de Tropa".
Ahora bien, como hemos visto, esta idea de "descuartizar" el Método Scout en sus componentes es solamente para comprender mejor cómo funciona cada uno de sus elementos. Sin embargo, al inicio hemos hecho la aclaración que cada elemento es un engranaje de una maquinaria y, hemos llamado "sinergia" a la fuerza multiplicadora que cobra este sistema cuando todos sus elementos funcionan en conjunto y coordinadamente.
Repasamos este concepto porque hemos notado con preocupación que en algunos grupos el desarrollo de las especialidades es algo opcional, que no se alienta, y que se deja al joven que quiere trabajarlas "a la buena de Dios".
Esta retracción del papel del dirigente no es dejar que el joven "aprenda haciendo" y, decirle: "bueno, si te interesa xx tema, preparáte algo y, cuando lo tengas aprendido, vení a rendirlo", como por accidente escuchamos una vez. Es más posible que esta forma de encarar las cosas genere una frustración en el joven a que le ayuda a desarrollar sus potencialidades. Por favor, nadie se ofenda si alguna vez procedió así, pero es una distorsión del “aprender haciendo” que debiéramos analizar en nuestro Consejo de Grupo o Equipo Distrital de Rama.
Para que podamos aplicar el "aprender haciendo" en las especialidades (y en cualquier actividad) no debemos olvidar el juego armónico de los otros elementos: la guía y acompañamiento del adulto, la pertenencia a un pequeño grupo que coopera en su crecimiento personal, la adhesión a un código de valores que incluye el ser optimista ante las dificultades que se presenten y, ante todo: el "optimismo pedagógico" que llevó a Baden-Powell a proponer esta propuesta educativa tan particular.
El otro elemento, que aún no hemos desarrollado, es que las actividades son progresivas y atractivas y se basan en los centros de interés de los jóvenes.
En tal sentido, hoy en día tal vez sea de mayor interés para un joven, que no vislumbra una oportunidad ocupacional cercana, adquirir ciertas competencias y habilidades para un oficio que le permite tener un ingreso modesto antes que desarrollar una especialidad de "astronauta" que nunca aplicará.
Siempre listo, rodrigo
Rodrigo Gonzalez Cao