domingo, 31 de enero de 2010

Los elementos del Sistema de Patrullas

Del análisis realizado hasta aquí del elemento del Método Scout que llamamos “Pertenencia a pequeños grupos…” hemos sacado en limpio que es mucho más que lo que simplificadamente algunos reconocen como "Sistema de patrullas" y que involucra:
  • La pertenencia a pequeños grupos,
  • El descubrimiento y aceptación progresiva de responsabilidades y,
  • El entrenamiento hacia el auto-gobierno, el cual incluye:
  1. desarrollar el carácter
  2. adquirir competencias, auto-confianza y confiabilidad,
  3. capacidad para cooperar y liderar.
En síntesis, podemos llamar a este elemento “Sistema de patrullas” si en ello consideramos no solamente a los pequeños grupos, sino también a todos los organismos y consejos de rama que organizan relaciones, planificación, toma de decisiones, ejecución y evaluación de actividades y situaciones dentro de la sección en una especie de sociedad entre jóvenes y dirigentes adultos, cada uno desde su rol.
En las próximas semanas repasaremos algunos conceptos que ya analizamos brevemente en las entradas previas (grupo primario, forma natural de agruparse, herramienta de acción y comunicación, grupo de pares) para luego pasar al rol de los organismos y consejos de rama, esa sociedad entre jóvenes y adultos que el Movimiento Scout propone como "puente" entre ambas generaciones. Ese "puente" nos servirá a nosotros para pasar a analizar el rol del adulto.
Siempre listo, rodrigo

Rodrigo Gonzalez Cao

sábado, 23 de enero de 2010

El aprendizaje en el pequeño grupo favorece la respuesta en el momento preciso

Hemos visto que el aprendizaje entre todos en los pequeños grupos es activo y surge a partir de las vivencias que surgen en cada actividad en tres planos:
  • La acumulación de experiencias que abona el crecimiento integral de cada joven;
  • La cooperación mutua en el crecimiento personal entre los compañeros del pequeño grupo y,
  • El aprender haciendo y participando en la planificación, ejecución y evaluación de actividades y proyectos, valorando los errores como parte del proceso de aprendizaje.
En estos 3 planos el aprendizaje al interior del pequeño grupo favorece la respuesta oportuna en el momento preciso, lo que significa aprender de la aplicación práctica de conocimientos puntuales en situaciones concretas en lugar de acumular hechos y datos que pueden llegar, o no, a ser útiles en un futuro indeterminado.
En resumen podemos concluir que lo aprendido “en el aire” se olvida fácilmente si no encuentra anclaje en problemas reales.
Si la primera vez que un joven debe realizar determinada tarea concreta recibe la ayuda de otro compañero de equipo más experimentado, bajo cuya guía aprende a realizar dicha tarea, se habrán unificado enseñanza y aprendizaje en un mismo acto (educación por los pares – educación integral de todo el joven – aprendizaje entre todos).
La semana próxima comenzaremos un repaso de los elementos del sistema de equipos, que tal vez nos lleve algunas semanas, para luego pasar a reflexionar juntos sobre la guía de los adultos.
Siempre listo, rodrigo
Rodrigo Gonzalez Cao

sábado, 16 de enero de 2010

Cambio en la conducta de “todo” el joven y aprendizaje “entre todos” los jóvenes

En este aspecto importante del sistema de patrullas que es la educación por los pares, hemos destacado que el grupo de pares puede tener influencias positivas o negativas y que el Movimiento Scout intenta inclinar esa balanza a través de un código de valores y un programa de instrucción en ciudadanía y aire libre.
Retomando asimismo algo que ya hemos comentado antes, el aprendizaje que se logra en el pequeño grupo está destinado a producir un cambio en la conducta, ya sea en términos de conocimientos (saber), de habilidades (saber hacer) o de actitudes (saber ser).
El Movimiento Scout anhela a lograr mucho más que un incremento de los conocimientos del joven, su principal propósito es promover el crecimiento interior de la persona en todos los aspectos que forman su personalidad: cuerpo, inteligencia, voluntad, afectos, solidaridad y espiritualidad. Es un aprendizaje integral de “todo” el joven.
Pero como cada uno aprende de una manera diferente, este crecimiento interior de cada joven se da a partir de un ambiente especial que promueve el escuchar, observar, preguntar, hacer cosas, investigar, reflexionar, autoevaluarse y ayudar a los demás a aprender. En consecuencia, el aprendizaje también es “entre todos”.
El aprendizaje entre todos en los pequeños grupos es esencialmente activo, en parte consciente y en parte inconsciente, y surge a partir de las actividades, las cuales marcarán las vivencias más profundas de los jóvenes.
Dichas vivencias se dan en tres planos:
  • Las actividades producen experiencias, cuya acumulación paulatina abona el crecimiento interior de la persona en todos los aspectos que forman su personalidad.
  • A través de la vida en común con el pequeño grupo, los jóvenes descubren e interpretan juntos la realidad y se proponen metas, que son en parte comunes y en parte individuales. En el avance de la progresión personal, los integrantes del pequeño grupo hacen las veces de tutores mutuos, que se asisten en su crecimiento personal, estimulan sus logros, refuerzan su autoimagen y se proponen cambios. En estos espacios es donde se desarrolla la capacidad de cooperar y de liderar.
  • Por medio de la planificación, ejecución y evaluación de actividades y proyectos. El método scout valora los errores como parte del proceso de aprendizaje, ya que no considera que éstos sean descréditos, sino oportunidades de ver lo que se habría podido hacer de modo distinto. Como vimos en una entrada previa al desarrollar el aprendizaje por la acción a través de las "especialidades" el error no se convierte en fracaso sino en aprendizaje por la contención que brindan los demás elementos del Método Scout y la concepción optimista de la naturaleza humana que expresó B-P en sus libros.
La semana próxima plantearemos como una ventaja del aprendizaje en el pequeño grupo es la respuesta oportuna en el momento preciso.
Siempre listo, rodrigo

Rodrigo Gonzalez Cao

domingo, 10 de enero de 2010

La educacion por los pares

Previamente hemos afirmado que en el sistema de patrullas cada Scout tiene parte en el co-gobierno de esta sociedad entre jóvenes y adultos y, además tiene una parte en la responsabilidad de asegurar el bienestar de sus pares.
Vamos ahora a deternernos un poco en la educación por los pares, un concepto propio del sistema de equipos.
Para empezar, cuando hablamos de pares, nos referimos a que en el pequeño grupo la relación entre sus integrantes es mayormente igualitaria, lo que contrasta con las relaciones entre los adultos y los jóvenes, las que están asimétrica y verticalmente estructuradas. Esto permite que el equipo desarrolle la cooperación mutua entre jóvenes de edades cercanas.
Esta equidad atrae espontáneamente su interés y Baden-Powell lo utiliza para convertir al pequeño grupo en una comunidad de aprendizaje.
La educación por los pares es el eje de la progresión personal dentro del pequeño grupo porque “animadores” y “animados” conviven en un espacio cercano (la patrulla) y el nivel de interacción entre ellos es alto.
Por otra parte, a partir de la identificación, la influencia de los pares mueve a los jóvenes a hacer cosas que sus compañeros están haciendo.
El grupo de pares puede tener influencias positivas o negativas. Baden-Powell rescata las pandillas callejeras que veía en las calles inglesas un siglo atrás y les da un código de valores y un programa de instrucción en ciudadanía y aire libre para inclinar la influencia de los pares hacia lo positivo.
De ahí que la función de un joven como líder de sus pares (guía de patrulla) consiste en reforzar los aspectos positivos limitando los negativos.
El refuerzo de las tendencias positivas del grupo, se logra cuando ese líder del pequeño grupo reune algunas condiciones:
  • tener una edad cercana a la de los demás jóvenes del pequeño grupo que apoya;
  • ser visto como uno más del grupo y no como el representante o vocero de los adultos en el grupo;
  • ejercer una autoridad exenta de autoritarismos; y
  • estar capacitado para suministrar información u orientación pertinentes.
Más adelante nos dentremos en el rol del Guía de patrulla como líder del pequeño grupo, pero no queremos avanzar sin aclarar que el actual redescubrimiento de la educación por los pares fuera del ámbito scout ha reducido el alcance del concepto a determinados jóvenes que demuestran condiciones y que reciben una capacitación específica para dicha tarea. A diferencia de ello, en el Movimiento Scout la posibilidad de ser un educador de sus pares está abierta a todos los jóvenes y se promueve que ese liderazgo pueda ser rotativo.
Siempre listo, rodrigo
Rodrigo Gonzalez Cao

lunes, 4 de enero de 2010

Una combinación de espacios y momentos de co-gobierno

Hemos remarcado que la pertenencia a pequeños grupos es una tendencia natural, sin embargo, hemos aclarado previamente que muchas veces, cuando se habla de "pertenencia a pequeños grupos...", se pasa por alto que además del rol de la patrulla (o equipo) en el descubrimiento y aceptación progresiva de responsabilidades también este elemento incluye la participación en los consejos y organismos de rama.
Volvemos a remarcar ésto porque en la vida de una sección no todo es vida de equipo, hay actividades que involucran a todo la unidad. Estos momentos ofrecen oportunidades para que cada equipo pueda contribuir en conjunto al bienestar de la unidad y, a su vez, ofrecen oportunidades a los jóvenes para conocer a los otros miembros de los demás equipos.
B-P remarca en "Guía para el Jefe de Tropa" que:
"El sistema de patrullas lleva a cada joven a ver que él tiene una parte de responsabilidad individual en el bienestar de su Patrulla y, esto le permite ver que tiene una responsabilidad definida en el bienestar de la Tropa."
Todos estos elementos combinados forman una estructura social organizada, una verdadera sociedad entre jóvenes y adultos, y un sistema democrático de auto-gobierno basados en los principios de la ley Scout, al cual Baden-Powell llamó el "sistema de patrullas".
A pesar del nombre, de ningún modo se entendió nunca que el "sistema de patrullas" reflejara una línea de mandos al estilo militar en la cual el dirigente adulto daba órdenes que debían ser llevadas a cabo por las patrullas en un marco de "obediencia sin réplicas". De hecho, si el "sistema de patrullas" trabajara de esta manera, no sería capaz de cumplir su función educativa.
Como veremos más adelante, en el sistema de patrullas cada Scout tiene parte en el co-gobierno de esta sociedad entre jóvenes y adultos y, además tiene una parte en la responsabilidad de asegurar el bienestar de sus pares.
De la "educación por los pares" hablaremos la semana próxima.
Siempre listo, rodrigo
Rodrigo Gonzalez Cao