sábado, 29 de mayo de 2010

La Guía de adultos se da en una sociedad con los jóvenes

Los jóvenes y los adultos voluntariamente se asocian y están interesados en lo que el Movimiento Scout tiene para ofrecerles.
En “Guía para el Jefe de Tropa” Baden-Powell dice:
“El dirigente scout no debe ser ni un maestro de escuela, ni un sargento gritón, ni un pastor, ni un instructor. Él debe comportarse como un hermano mayor para poder ver las cosas desde el punto de vista de los muchachos y así, orientarlos y guiarlos y contagiarles entusiasmo en la dirección correcta.”
El joven busca participar de actividades excitantes que por el momento no puede organizar él solo por completo.
Los adultos identificados con el Propósito educativo del Movimiento Scout se interesan por el desarrollo de los jóvenes y sienten que pueden enriquecerlo personalmente al contribuir a facilitar el proceso de desarrollo del joven.
Ninguno es una botella vacía ni tampoco nadie sabe todo de todas las cosas. Lo singular del Movimiento Scout es que tanto el joven como el dirigente pueden aprender del otro, enriquecer al otro y complementarse.
En “Guía para el Jefe de Tropa” B-P cierra la idea así:

“Los Principios del Movimiento Scout apuntan todos en la dirección correcta. El éxito en su aplicación depende del dirigente Scout y de cómo el los aplica”.

Siempre listo, rodrigo

Rodrigo Gonzalez Cao

domingo, 16 de mayo de 2010

¿Cuál es la finalidad de la guía de adultos?

De las entradas anterior sacamos en limpio que la guía de adultos busca estimular el desarrollo del joven a través de:
  • Generar un espacio común donde los jóvenes y los adultos vivan una asociación enriquecedora basada en el respeto mutuo, la confianza y la aceptación del otro como persona.
  • Que cada uno se comprometa personalmente, dedique tiempo y energías, participe en el proceso de toma de decisiones y de asumir responsabilidades y contribuya a crear una atmósfera constructiva que beneficie a todos.
  • El rol jugado por los dirigentes, los que son activos protagonistas del grupo en el sentido que él o ella están siempre detrás de la aventura y sus obstáculos, mientras constantemente se aseguran que se den las condiciones para que los jóvenes asuman su desarrollo orientados por el Propósito del Movimiento Scout.

Siempre listo, rodrigo

Rodrigo Gonzalez Cao

sábado, 8 de mayo de 2010

¿Qué implica la guía de adultos?

La guía de los adultos implica generar el espacio y la confianza para recrear una asociación voluntaria entre los dirigentes y los jóvenes, tanto personalmente como grupalmente.
En esta sociedad de jóvenes el rol del adulto es facilitar el proceso de auto-educación a través de la manera en que aplica el Propósito, los Principios y el Método del Movimiento Scout.
El apoyo brindado por los adultos en el Movimiento Scout es de una naturaleza distinta a otros tipos de apoyos que los adultos dan en la vida de los jóvenes, por ejemplo: padres, maestros de la escuela o el entrenador del equipo del club.
En cada caso las razones por las que el adulto y el joven están en contacto con el otro son diferentes, las metas son diferentes, la naturaleza del papel desempeñado es diferente, la relación afectiva es diferente y la interacción entre ambos es diferente.
En síntesis, la relación educativa es diferente.

Para facilitar el proceso de autoeducación, la relación educativa en el Movimiento Scout debe ser de una naturaleza diferente de la relación con los padres o con los maestros de la escuela.
Aunque el dirigente puede ser un padre de familia en su vida privada o un maestro de escuela en su vida profesional, cuando está trabajando con los Scouts en el Grupo el dirigente no debe actuar como un sustituto de los padres ni los maestros.
Siempre listo, rodrigo
Rodrigo Gonzalez Cao

sábado, 1 de mayo de 2010

El dirigente debe ser "hombre-muchacho"

Para ingresar de lleno a la reflexión sobre el rol del voluntario adulto en el Movimiento Scout, los invitamos a refrescar primero algunas ideas que Baden-Powell escribió en sus libros sobre el rol del dirigente:
Tiene que hacer las veces de hermano mayor, esto es, considerar las cosas desde el punto de vista del joven, aconsejarlo y guiarlo por el buen sendero, transmitirles entusiasmo.
Muchos jefes desearían que les indicara prolijamente los detalles. Pero esto, en realidad, sería imposible, pues lo que puede ser conveniente para una sección o para una clase de jóvenes en determinado lugar, tal vez no dé resultados buenos con otros a sólo dos kilómetros de distancia.
“Sencillamente lo que si debe ser es hombre-muchacho, esto es:
1) Poseer espíritu de joven y saber, como primera medida, colocarse en su plano.
2) Ser consciente de las necesidades, perspectivas y deseos inherentes a las distintas edades de los jóvenes.
3) Tratar con el joven personalmente y, no en conjunto y,
4) Fomentar el espíritu de cooperación para obtener los mejores resultados.”
Siempre listo, Rodrigo
Rodrigo Gonzalez Cao
http://programasdea.spaces.live.com
http://www.facebook.com/pages/Scouts2012-recursos-educativos/131769361193
http://scouts2012.blogspot.com