jueves, 30 de abril de 2015

EL ANIMADOR TERRITORIAL COMO EXTRANJERO EN EL TERRITORIO

Cada espacio de animación de nuestras asociaciones scouts, sea una Zona, el Distrito o el mismo Grupo Scout, suelen configurarse como “territorios”, cada uno de ellos con sus límites, historias, culturas, tradiciones particulares, representaciones propias, personajes típicos y códigos comunes.


En el caso específico del territorio que animaremos, seguramente los actores locales lo considerarán “área exclusiva” de quienes los integran.

Frente a dicha concepción cultural de la territorialidad, cualquier acercamiento que intentemos desde el equipo de animación y supervisión, será naturalmente interpretado como una intromisión, la cual genera en los "locales" sensaciones de persecución, inquietud, inseguridad o resistencia.

Llegados a este punto de todos los posteos que realizamos, sería confuso interpretar que todo intento de animación territorial es una tarea imposible.

Lo que queremos señalar es que es muy importante tener en cuenta esta percepción cultural cuando nos pongamos a diseñar yaplicar técnicas de animación territorial para reducir el nivel de tensión que se produce en estas situaciones de supervisión y generar las oportunidades para que el animador territorial brinde un aporte significativo a la tarea de los educadores scouts que actúan en el territorio.

De aquí que recurrimos a la metáfora del animador territorial como un viajero, un extranjero que se aventura en una geografía "ajena" para realizar un viaje de exploración.

En tal sentido, el animador territorial como extranjero en el territorio es aquel que:
  • es percibido como "ajeno", extraño, diferente, "sapo de otro pozo",
  • no forma parte de la realidad cotidiana de los actores "locales",
  • puede producir tanto fascinación como rechazo,
  • se anima a preguntar por ciertas cuestiones que los “nativos” consideran lo habitual, lo que siempre ocurrió, lo que debe ser, lo que siempre se hizo así,
  • interroga a los “locales” sobre los significados y fundamentos de las cosas que hacen, sus prácticas,
  • a partir de su propia “extranjería” no está atado a pre-conceptos y se anima a sugerir novedades, cambios e innovaciones en el territorio.

La semana próxima reflexionaremos juntos sobre los espacios adonde observar el Programa de Jóvenes en acción.
Siempre listo, rodrigo
Rodrigo González Cao

Más material sobre el Programa de Jóvenes en el Movimiento Scout:

ABORDAJE TERRITORIAL (III): La salida del territorio y la tarea posterior

La salida del territorio


Durante la "estadía" en el territorio hemos compartido un valioso y enriquecedor tiempo y espacio con los distintos actores del lugar.
Pero, antes de cerrar nuestra estadía en el territorio, es importante hacerle una devolución a dicho grupo de todo lo que hemos observado.
Es deseable que esta devolución señale ciertas consideraciones generales, pero no se "ensañe" con ejemplos particulares que pudiera poner a la defensiva a nuestros interlocutores.
Desde el optimismo pedagógico del Movimiento Scout siempre es preferible destacar los aspectos valiosos de lo que ha observado.
Sugerimos en esta etapa de la salida del territorio acotarse a algunos comentarios y organizar una devolución conjunta con los actores, después de que ambas partes hayan trabajado sobre el material para que la devolución sea un instrumento de trabajo y no un obstáculo al mismo.
Si hubiera aspectos sobre los que aparecieron dificultades y los señalamos, debemos hacerlo con precauciones y ofrecer siempre una propuesta superadora, después de sistematizar la información, analizarla e interpretarla.
Éstas serán las tareas para la etapa siguiente.

Nuestra tarea después de haber pasado por el territorio

Recogida la información comienza otra etapa: transformarla en un insumo para nuestro trabajo.
Esta fase requiere muchísima atención y cuidados.
El asistente de Programa tendrá que recurrir a perfiles del rol como“analizador”, “evaluador”, “orientador”, “asesor”.
El diccionario acuerda a esos términos significados relacionados con:
  • Analizar: “hacer análisis de alguna cosa”
  • Análisis: “examen detenido, descomposición de un todo con distinción de sus partes o elementos constitutivos”
  • Evaluar: señalar,estimar, apreciar el valor de una cosa
  • Orientar: reconocer el lugar en el que cada uno se halla y determinar la buena ruta para no perderse
  • Asesorar: dar consejo,asistir, ayudar a otro

Al analizar la información que hemos recogido durante nuestra estancia en el territorio, es inevitable que lo hagamos desde desde una perspectiva y desde nuestra experiencia personal y profesional, las cuales constituyen un “marco no explícito” y seguramente también lo haremos desde un marco teórico conceptual.
Es importante que reflexionemos sobre ambos: ellos orientarán nuestra mirada, agudizarán nuestra percepción para ciertos detalles, descuidarán o dejarán pasar otros.
Si sabemos desde donde miramos, podremos primero discutir con nosotros mismos, luego intercambiaremos ideas con los demás.
En un primer momento, puede ser importante comunicar nuestro marco de referencia.
Esto facilitará que los demás comprendan porqué procesamos la información de una manera y no de otra, por qué le prestamos especial importancia a ciertos elementos o procedimientos.

¿Qué otras cuestiones debemos tener en cuenta?

Para que el trabajo sea pertinente y facilitar su aprovechamiento es necesario que la devolución se efectúe en alguna modalidad de registro pedagógico.
Suele ser una buena práctica recomendable y un tipo de intervención apropiada.

No hay que olvidarse de preparar antes de las reuniones las sugerencias que se presentarán.
Es importante que las intervenciones incluyan propuestas alternativas para intercambiar sobre aquellos aspectos en los que es necesario producir cambios.

La semana próxima desarrollaremos el concepto del animador como "extranjero" en el territorio.

Siempre listo, rodrigo
Rodrigo González Cao

Más material sobre el Programa de Jóvenes en el Movimiento Scout:

jueves, 16 de abril de 2015

ABORDAJE TERRITORIAL (II): La entrada al territorio y la "estadía" en él

En el posteo anterior mencionamos que el primer paso para un abordaje territorial exitoso era preparar la entrada al territorio.

Ahora los invitamos a reflexionar juntos respecto de la entrada al territorio y la permanencia en él:

La entrada al territorio
En la etapa de preparar la entrada trabajamos en la negociación de la entrada al territorio y la construcción de instrumentos.
Mencionamos que la construcción de instrumentos era la excusa para ir entrando en confianza con los actores del territorio a través de reuniones de intercambio en las que se acuerde aquello sobre lo cual posaremos nuestra mirada.
Lograr que el trabajo participativo prenda en el territorio facilita la posterior tarea de observación.
Dicho trabajo con la gente en la construcción de instrumentos nos abre las puertas para entrar al territorio, sea este un GrupoScout, una rama en particular, un Equipo Distrital, u otro espacio específico.
Nunca está de más recordar que conviene tener la precaución de elaborar una información propia para cadaespacio, dirigida a los actores con los cuales interactuaremos en el territorio, y no algo genérico del tipo "enlatado" en serie.
Con el paso del tiempo, nuestra modalidad de intervención seintegrará como algo cotidiano, se reconocerá como algo inherente a nuestro rol deAnimación Territorial del Programa de Jóvenes y hasta puede ser que se vuelva un recurso de aprendizaje entrepares, constituyendo un “rasgo” del territorio en el cual trabajamos.

Las reglas que se observarán durante la estadía en elterritorio

La preparación de la entrada al territorio, luego de las reuniones preparatorias y la construcción de instrumentos, desemboca en un acuerdo o contrato entre las partes.
La primera regla a observar durante la permanencia en el territorio es no olvidarse de respetar el contrato acordado.
Como dijimos si fuimos metódicos y organizados, las fechas, tiempos y modalidades de registro fueron acordados en laprimera etapa.
Es el momento de utilizar los instrumentos, guías o matrices que sehayan elaborado en los espacios preliminares de trabajo conjunto.
Para que la información obtenida sea rigurosa les aconsejamosasistir a “secuencias” (temáticas), es decir, hacer un seguimiento del proceso.
Esto permite a los distintos actores un desarrollo completo de la propuesta.
Enuna observación única intervienen demasiadas variables que ni el asistente deprograma ni los otros actores pueden controlar totalmente.
Todos sabemos quealgunos días tenemos más confianza, o más creatividad, que otros.
Tambiénsabemos que podemos tener un “mal día” o que algunas veces salimos ampliamentesatisfechos.
Una serie de observaciones permite relativizar el impacto deciertos factores puntuales y contar con información más confiable.

La semana próxima desarrollaremos la salida del territorio.

Siempre listo, rodrigo
Rodrigo González Cao

Más material sobre el Programa de Jóvenes en el Movimiento Scout:

sábado, 11 de abril de 2015

ABORDAJE TERRITORIAL (I): La preparación de la entrada al territorio

En el posteo anterior mencionamos que un abordaje territorial exitoso debe ir avanzando, paso a paso, a través de cinco etapas.

Lo ideal es no entrar a ciegas, por eso la primera de dichas fases es la etapa de preparación de la entrada al territorio.

La mencionada etapa de preparación incluye dos tareas íntimamente vinculadas: 
  • la negociación de la entrada al territorio y 
  • la construcción de instrumentos

Estas dos tareas pueden llevarse a cabo simultáneamente y, para entrar "con el pie derecho" requieren que le dediquemos una especial atención. 

La construcción de instrumentos no es una imposición de un "iluminado" desde un escritorio lejano al territorio, sino que debe ser la excusa para generar reuniones de intercambio en las que se acuerde aquello sobre lo cual posaremos nuestra mirada. 

Es evidente que si favorecemos el trabajo participativo, la posterior tarea de observación será fácilmente admitida y, poco a poco se instalará como una práctica habitual entre pares.

Pero también es importante valorar y aprovechar todos los esfuerzos e intentos previos, tanto de quienes componen el territorio como de quienes nos precedieron en la animación territorial. 
Por eso es muy importante considerar y utilizar la información disponible en instrumentos elaborados por la persona a observar, por ejemplo la planificación de las actividades, las guías que orientan su trabajo, las evaluaciones individuales y grupales sobre los distintos procesos, etc.

Llegados a este punto me atrevo a introducir otro concepto: la pertinencia.

Para construir una observación pertinente debemos tener en cuenta una frase que por frecuentemente repetida no deja de ser menos cierta: "todo depende del cristal a través del cual se mira".

Por más esfuerzo de "asepsia" y objetividad que hagamos, la observación en sí lleva implícita una carga subjetiva importante, con esto queremos decir, que las personas involucradas en este proceso (los actores) son las que moldean el Programa de Jóvenes, en función a un contexto socio-histórico-económico-cultural. 

No podemos desconocer estas características a la hora de construir los instrumentos de observación. 
Sin querer hacerla más difícil, podemos concluir que el análisis del contexto en que se da la observación, junto con el nivel de anclaje que tomemos, resulta, entonces, sustancial a este momento de preparación previo al ingreso al territorio.

La semana próxima desarrollaremos la entrada al territorio.

Siempre listo, rodrigo
Rodrigo González Cao

Más material sobre el Programa de Jóvenes en el Movimiento Scout:

EL ABORDAJE TERRITORIAL EN LA ANIMACIÓN DEL PROGRAMA

Llegado a este punto, consideramos oportuno repasar los posteos previos.

Por un lado, en los posteos anteriores hemos identificado cinco tareas de la Animación Territorial del Programa:
1. Toma de decisiones,
2. Delegar o no delegar,
3. Coordinar un equipo de trabajo,
4. Coordinar un equipo que sea equipo de coordinación y,
5. Negociar, consensuar y concertar.

Además señalamos que la Animación Territorial tiene cuatro facetas inseparables, a las que identificamos como cuatro pétalos de un trébol de la buena suerte:
1. Supervisión y acompañamiento,
2. Implementación,
3. Evaluación e,
4. Innovación y actualización

Pero si vamos a animar el Programa en nuestro territorio tendremos que aprender a observar lo que pasa ahí adentro. 
Para ello podemos usar un procedimiento de observación sumamente útil que resumimos en Cinco Pasos:

1.      La preparación de la entrada al territorio
2.      La entrada al territorio
3.      Las reglas que se observarán durante la estadía en el territorio
4.      La salida del territorio
5.      Tu tarea después de haber pasado por el territorio

En las próximas entradas iremos ampliando en qué consiste cada paso del abordaje territorial.

Siempre listo, rodrigo
Rodrigo González Cao

Más material sobre el Programa de Jóvenes en el Movimiento Scout:

LOS CUATRO PÉTALOS DEL TRÉBOL DE LA ANIMACIÓN TERRITORIAL DE PROGRAMA DE JÓVENES

LOS CUATRO PÉTALOS DEL TRÉBOL DE LA ANIMACIÓN TERRITORIAL DE PROGRAMA DE JÓVENES

  • Supervisión o acompañamiento
Objetivo: Ayudar a mejorar las prácticas educativas para achicar la brecha entre la propuesta del Proyecto Educativo del Movimiento Scout y lo que realmente sucede semana a semana en el patio de grupo.
Tareas requeridas: 
  1. Observar: para obtener información que nos permita comprender.
  2. Evaluar: para establecer estrategias de intervención adecuadas a cada caso, contexto, etc.
  3. Acompañamiento y seguimiento ameno, cercano y oportuno: para corregir errores y reforzar las buenas prácticas.

  • Implementación
Objetivo: Aplicar en las prácticas educativas los principales conceptos y contenidos del Programa de Jóvenes.
Tareas requeridas: 
  1. Diseminar la información de manera estratégica.
  2. Comunicar el cambio a todos los actores.
  3. Fortalecer a los equipos y a los actores de modo que cada vez se sientan más seguros y sean más competentes.

  • Evaluación
Objetivo: Poseer información que permita tomar decisiones pertinentes y racionales.
Tareas requeridas: 
  1. Mantener una información relevante y actualizada.
  2. Investigar de manera sistemática.
  3. Propiciar la reflexión sobre las prácticas educativas.

  • Innovación o actualización 
Objetivo: Poner a disposición un programa educativo actualizado y relevante que responda eficientemente a las demandas individuales y sociales.
Tareas requeridas:  
  1. Identificar las demandas sociales, económicas, políticas y culturales de nuestras comunidades y las necesidades e intereses de los niños, niñas y jóvenes.
  2. Aplicar una metodología de diseño.

Coordinar acciones con otras áreas; hacer equipos, comunicar adecuadamente requiere, necesariamente, incluir la información referida al funcionamiento del territorio en cuestión, al modo y grado en que se cumplen sus objetivos y a la relación que guardan las tareas sustantivas con éstos.

Siempre listo, rodrigo
Rodrigo González Cao

Más material sobre el Programa de Jóvenes en el Movimiento Scout:

TAREAS DE LA ANIMACIÓN TERRITORIAL (5) - NEGOCIAR, CONSENSUAR Y CONCERTAR

Mientras repasaba el borrador que iba a postear me vino a la mente la recordada frase de Mendieta, el fiel acompañante de Inodoro Pereyra, quien ante cada situación adversa le recomendaba al gaucho protagonista: "Negociemos, don Inodoro".

A diferencia de Inodoro Pereyra, para el Animador Territorial de Programa, la negociación y el consenso debe ser una de sus tareas centrales, no una actitud ante la adversidad.

Dicen los que dicen que hay dos estilos principales de negociación:
  • El estilo competitivo
  • El estilo cooperativo

El estilo competitivo es un juego de suma cero, donde todo aquello que sea obtenido por una de las partes negociadoras es considerado como pérdida por la otra. Es decir:
  • Vale todo para alcanzar los objetivos buscados,
  • Las posiciones iniciales son extremas, a veces irracionales e intransigentes,
  • El adversario es considerado un oponente y si éste realiza alguna concesión, se interpreta como debilidad,
  • No se actúa en forma recíproca,
  • Se recurre habitualmente a tácticas emocionales y a actitudes exasperadas
Como se darán cuenta, además de no ser coherente con el marco de valores que propone el Movimiento Scout, este estilo puede generar reacciones contraproducentes como:
  • Abandonar la negociación o
  • Aceptar la situación y entrar en el mismo juego, recurriendo a las mismas reglas que el oponente

Si al trabajar en el territorio encontramos esta actitud, debemos conducir la negociación para modificar la situación, transformando el estilo competitivo en uno cooperativo, lo cual incluye poseer los suficientes recursos técnicos para poder realizarlo.

El estilo cooperativo, a diferencia del estilo anterior asociado a la opción “ganar o perder”, se apoyo en el concepto “ganar ambos”. Es decir, no planteamos la negociación como una disputa por vencer al otro sino llegar todos a un acuerdo donde ambas partes sientan que han obtenido algo de la negociación.

Para que el modelo cooperativo sea posible, es necesario que ciertas condiciones estén presentes:
  • El compromiso de cada una de las partes, es decir, que cada parte se sienta convocada por un objetivo prioritario: lograr un acuerdo aceptable para ambas que no deje de lado la especificidad, lo que genera en ellas responsabilidades recíprocas
  • La confianza mutua, lo cual implica que se construyan vínculos en los que los negociadores generan honestidad y confiabilidad
  • El conocimiento relativo de la otra parte. Nos referimos básicamente al hecho de que cada una de las partes, tiene información sobre la otra como para registrar cualquier cambio en su estrategia negociadora
Para que el estilo cooperativo sea exitoso el primer paso es separar a las personas de los problemas y centrarse en los intereses que sustentan cada una de las partes. 
Asimismo es necesario discriminar entre la materia de la negociación y la relación que se establece.
La materia de la negociación se centra en el conflicto de intereses, no en las posiciones que sustentan cada una de las partes. 
Si se profundizan en los fundamentos de los intereses se pueden encontrar, seguramente, algunos intereses compartidos, aún cuando también los conflictivos sigan subsistiendo.

¿Nuestra opción siempre será el estilo cooperativo?

Entendemos que el modelo cooperativo es el más ventajoso para el tratamiento de conflictos que puedan aparecer en la dinámica territorial porque favorece la convivencia a pesar de dichos conflictos. 
Sin embargo, conocer el estilo competitivo permite identificarlo rápidamente cuando un grupo lo está aplicando y, si fuera posible, intentar cambiarlo.

Habiendo enunciado las 5 tareas, la semana próxima presentaremos los cuatro pétalos del trébol de la Animación Territorial de Programa:
  • Supervisión o acompañamiento
  • Evaluación
  • Innovación o actualización
  • Implementación
Siempre listo, rodrigo
Rodrigo González Cao

Más material sobre el Programa de Jóvenes en el Movimiento Scout:

TAREAS DE LA ANIMACIÓN TERRITORIAL (4) - COORDINAR UN EQUIPO QUE SEA UN EQUIPO DE COORDINACIÓN

La semana pasada mencionamos la importancia de la tarea de coordinar un equipo de trabajo, pero no es suficiente quedarnos en la coordinación, sino que debemos hacer crecer al equipo y a cada uno de sus integrantes.
La mejor manera de favorecer la conformación del equipo es generar reuniones periódicas y bien organizadas. 
Pero una reunión organizada no es un "corset" estructurado que ahoga la participación sino un encuentro adonde todos sepan qué es lo que se va a hacer.
El Asistente Territorial de Programa como coordinador de la reunión puede desempeñar distintas funciones, pero hay dos de particular relevancia:
  • Funciones de producción: se relacionan con la tarea para la cual se convocó a la reunión.
  • Funciones de facilitación: permiten que el equipo progrese hacia los objetivos y tareas fijadas. Es importante cuidar el plan de trabajo, señalar ocasionales reajustes, favorecer la participación de todos los miembros,señalar aciertos y dificultades en relación al logro de la tarea.
A medida que el equipo crece en madurez ambas funciones pueden ser asumidas por otros miembros del equipo. 
Sin embargo, el Asistente Territorial de Programa no puede escaparle a la responsabilidad de crear las condiciones para que la gente se acerque a participar en lugar de evadirse. 

Por eso decíamos al principio que además de coordinar debemos promover el cambio personal y comunitario, la escucha del otro, el crear un clima de alegría y compromiso.
En síntesis, coordinar un equipo para generar un equipo de coordinación.
 
Hacer crecer a un equipo: las diferentes etapas en el crecimiento de un equipo

Hemos mencionado que debemos tener en cuenta los momentos de constitución del equipo. 
Sin embargo, muchas veces el mayor escollo para obtener buenos resultados es la dificultad de compartir los conocimientos. 
Como ya sugerimos en el posteo "Delegar o no delegar, he aquí la cuestión" se dificulta el compartir el saber cuando: 
  • No se confía en el otro,
  • Se generan brechas por razones de cultura, vocabulario o marcos de referencia,
  • El no encontrar el tiempo y el lugar adecuado para las reuniones de equipo, 
  • Tener una concepción limitada de lo que es el trabajo productivo,
  • Rechazo de ideas ajenas al grupo que uno frecuenta,
  • Dificultad para tolerar los errores y demandas de ayuda.
Siempre listo, rodrigo
Rodrigo González Cao

Más material sobre el Programa de Jóvenes en el Movimiento Scout:

TAREAS DE LA ANIMACIÓN TERRITORIAL (3) - COORDINAR UN EQUIPO DE TRABAJO

En el posteo anterior nos referíamos a la decisión de delegar tareas en otros.
Una de las tareas más interesantes de la Animación Territorial del Programa es coordinar un equipo de trabajo. 
Seguramente al principio nos va a demandar un esfuerzo adicional importante pero, sin dudas, el perseverar en el armado de equipos beneficiará a todos.

Ventajas del trabajo en equipo

  • La acción combinada y coordinada de los integrantes de un equipo cohesionado es más fructífera que la suma de acciones individuales aisladas.
  • Los rumores y malentendidos se diluyen cuandose mejoran las relaciones interpersonales y las comunicaciones entre losmiembros del equipo.
  • Al conformar un equipo se suman otros actores que apoyan la Animación Territorial del Programa y la tarea se hace más llevadera.
  • El integrar un equipo de trabajo junto a otros genera un sentido de pertenencia que motiva a realizar mejor las tareas asumidas y favorece la capacitación personal.

Requisitos para conformar un equipo de animación territorial del programa:
 
Por parte del asistente de Programa es altamente deseable:
  • La capacidad para liderar el equipo
  • La capacidad para resolver problemas
  • La capacidad para coordinar
  • La habilidad para producir comunicaciones claras
  • La habilidad para facilitar las relaciones interpersonales
  • La capacidad para efectuar un seguimiento y evaluación de la tarea

Por parte de los integrantes del equipo de trabajo:
  • La habilidad para el desempeño autónomo
  • La capacidad para la escucha y el comportamiento solidario
  • El compromiso con la tarea
  • Los conocimientos técnicos para la realización de las tareas solicitadas
  • La capacidad para resolver problemas
  • La capacidad de autoevaluación
  
Siempre listo, rodrigo
Rodrigo González Cao

Más material sobre el Programa de Jóvenes en el Movimiento Scout:

TAREAS DE LA ANIMACIÓN TERRITORIAL (2) - DELEGAR O NO DELEGAR, HE AQUÍ LA CUESTIÓN

En el posteo anterior trabajamos sobre la toma de decisiones.
Una de las decisiones más difícil es delegar o no delegar.
En ciertas ocasiones no es malo pensar que puede realizar cierta tarea mejor que otros, esto puede deberse porque se desconfía de los errores que los otros puedan llegar a cometer, otras veces por querer hacerlo más rápido y otras tantas no sabemos por qué.
El delegar es un aprendizaje y no debemos sentir culpa si al principio nos cuesta un poco.
El trabajo empieza definiendo con claridad qué tareas vamos a delegar y acordar con el otro cómo mediremos los resultados.
Pero también es un aprendizaje para el que recibe la delegación, porque es una oportunidad de poner a prueba sus potencialidades.
Como todo aprendizaje, lo mejor es ir paso a paso, desde lo más simple o lo más complejo a medida que vamos tomando experiencia y confianza.
Sin caer en teorizaciones demasiado sesudas, podemos proponer un proceso progresivo marcado por tres escalones sucesivos:
  • Asignar responsabilidades: cuando conformamos el Equipo territorial de Programa es necesario "marcar la cancha", es decir, definir y distribuir claramente las tareas que le corresponden a cada uno.
  • Asumir obligaciones: luego de que cada uno asume una tarea, el paso siguiente es acordar tiempos, acciones específicas e información necesaria.
  • Supervisar y evaluar: es acompañar el proceso del otro para alcanzar los resultados esperados.
En este camino por etapas de aprendizaje de la delegación pueden aparecernos escollos:
  • La dificultad para reconocer que uno no puede hacer “todo”,
  • Que la desconfianza en el otro o en sus errores nos bloquee en el intento por delegar,
  • Creer que uno hace las cosas mejor y más rápido que los demás,
  • Temor a que otro lo haga mejor y nos supere
Finalmente, algunas orientaciones de cuando delegar y de cuando avanzar más despacio hasta crear los espacios y momentos adecuados:
a) Proceda a delegar:
  • Las tareas rutinarias, como primera etapa, para ganar experiencia y confianza antes de delegar tareas que exijan más del otro,
  • A personas competentes para el desempeño de la tarea,
  • A personas que por su experiencia profesional, estudios y conocimientos previos, características personales, puedan desempeñar algunas tareas mejor que nosotros.
b) Antes de delegar busque los tiempos adecuados y sea paciente cuando:
  • Su equipo esté integrado por personas muy dependientes e inseguras,
  • Las personas convocadas ya tienen excesivas tareas que cumplir,
  • Si no se tiene una clara idea sobre la tarea a realizar,
  • Si no se tiene una clara idea sobre los resultados a lograr,
  • Si el riesgo de error es demasiado grande.
Siempre listo, rodrigo
Rodrigo González Cao

Más material sobre el Programa de Jóvenes en el Movimiento Scout:

TAREAS DE LA ANIMACIÓN TERRITORIAL (1) - TOMA DE DECISIONES

En el cierre de nuestro posteo anterior mencionamos que la Animación Territorial de Programa requiere desarrollar ciertas tareas como toma de decisiones, negociación, delegación y coordinación.
Los invitamos a profundizar sobre la Toma de decisiones.

Tomar decisiones es elegir, entre varias posibilidades, aquella que responda mejor a las necesidades y demandas de la comunidad desde el Proyecto Educativo del Movimiento Scout.
Pero esa elección, y su consecuente implementación, está condicionada por una diversidad de factores como cuánta información sobre el territorio poseemos y de qué calidad es. Como nunca contamos con todos los datos, nuestro criterio de racionalidad no es absoluto, sino que se trata de una racionalidad limitada. 

Al no poder contar con toda la información sobre el territorio nuestras decisiones deben apoyarse en prioridades, las cuales las dividiremos en tres tipos: estratégicas, de gestión y operativas:
  • Prioridades estratégicas: son los alcances de la propuesta en el territorio y el impacto que producen. Son responsabilidad del Equipo de Animación Territorial.
  • Prioridades de gestión: es la concreción de las decisiones estratégicas en el territorio.Hacen a la organización e implementación.
  • Prioridades operativas: se relacionan directamente con la tarea de los distintos actores del Grupo Scout como los educadores, la entidad patrocinante y los padres.
En el proceso de toma de decisiones podemos identificar seis etapas:
1.      Determinar el problema: como no siempre es fácil identificar el problema lo mejor es realizar una aproximación progresiva.
2.      Analizar la situación: complementariamente a la identificación del problema debemos analizar y entender todas las variables que están en juego. Para ello es importante obtener la información lo más completa y precisa posible y elegir las fuentes de esa información (las personas) adecuadas que nos informarán.
3.      Definir objetivos y criterios: la definición de los objetivos orientará el proceso de toma de decisiones y, una vez definidos los objetivos, fijar los criterios de logro.
4.      Estudiar soluciones alternativas: Es probable que ante determinado problema se nos presenten diferentes soluciones, por lo cual deberemos comparar cada una de ellas,considerando los escasos recursos con los cuales contamos, y las ventajas y desventajas de cada opción.
5.      Elegir una alternativa: como consecuencia de sopesar las soluciones, sus ventajas y desventajas, elegiremos una de ellas.
6.      Evaluar la elección: al igual que un dominó en cadena, si realizamos una buena evaluación de la decisión nos aseguraremos una decisión acertada. 

A medida que incorporemos "inconscientemente" estas seis etapas como una rutina de nuestra Animación Territorial podremos evaluar el alcance de nuestra decisión y retro-alimentarla con nuevas informaciones. 

En cuanto hayamos definido con precisión los criterios de logro para evaluar las acciones y en qué medida responden a lo que habíamos planeado nuestras decisiones cada vez serán mejores.

Siempre listo, rodrigo
Rodrigo González Cao

Más material sobre el Programa de Jóvenes en el Movimiento Scout:

LA ACTITUD QUE DEBEMOS ADOPTAR AL INGRESAR AL TERRITORIO QUE ANIMAREMOS

En el posteo anterior mencionamos que optábamos por un estilo de animación en cual debe:
  • Considerar el Proyecto Educativo del Movimiento Scout,
  • Incentivar la participación de todos,
  • Promover la reflexión crítica de situaciones y conceptos,
  • Favorecer el encuentro y el diálogo y,
  • Acompañar al otro.
A partir de estos cinco postulados, voy a hacer mi "ingreso al territorio" y me "voy a parar" delante de los demás como aquel que:
  • Aporta una mirada fresca y externa a las situaciones cotidianas,
  • Conoce el Programa de Jóvenes y es capaz de proponer "preguntas disparadoras" de una reflexión crítica,
  • Sabe adonde se mueve porque conoce el territorio y sus actores,
  • Se interesa y valora lo que hacen quienes trabajan en el territorio,
  • Escucha a los que hacen y acepta las opiniones y críticas de los demás,
  • Promueve el trabajo en equipo y, él mismo integra a otros a su equipo,
  • Se relaciona como un par y tiene una palabra oportuna y fraternal para decir,
  • Anima la libre circulación de la información,
  • No abusa de su rol territorial como juego de poder, ante todo,
  • No se enreda y es capaz de salir "por arriba del laberinto" y ofrecer una mirada superadora.

Siempre listo, rodrigo
Rodrigo González Cao

Más material sobre el Programa de Jóvenes en el Movimiento Scout: