lunes, 21 de agosto de 2017

¿Es verdad que nos cambiaron el Método Scout?

Participé en el programa de radio  @DeCuentaEnCuen1 y generosamente Mauricio y Claudio me permitieron realizar algunos "punteos" preliminares sobre la "Revisión del Método Scout" que aprobó la 41a Conferencia Scout Mundial de Baku en Azerbaijan.

INTRODUCCIÓN Y CONTEXTO

Lo primero que conviene aclarar es que la redacción actual del Método Scout como tal no surge directamente de ningún libro o escrito de Baden-Powell.
Para que quede claro, los elementos propios del Método Scout está presente en diferentes menciones en las obras de B-P, pero el concepto es más reciente y se “intelectualiza en la segunda mitad de los más de 100 años del Movimiento Scout.

La primera mención del Método Scout, como la conocemos hoy fue, hace 40 años en la Constitución de la Organización Mundial del Movimiento Scout, aprobada en la 26ª Conferencia Scout Mundial de Montreal, Canadá del año 1977.
Luego, en los últimos 40 años fueron apareciendo "reversiones" de dicho texto.

Por eso, la 40a Conferencia Scout Mundial cuando se reunió en Eslovenia acordó revisar la definición de Método Scout debido a diferencias en diversos documentos de la Organización Mundial del Movimiento Scout que lo describen.

Algunos se preguntarán si es “normal” que la definición del Método Scout se discuta y revise. La respuesta es que sí, la Conferencia Scout Mundial entiende que la definición no es estática y debe ser coherente con las nuevas tendencias de los jóvenes, así como con las competencias y habilidades para la vida del siglo XXI.

Podemos destacar como una novedad que el texto aprobado por la Conferencia propone una redacción normativa (para la Constitución de la Organización Mundial del Movimiento Scout), una simple y otra ampliada (para los documentos de Métodos Educativos).
En ese sentido, la incorporación de la dimensión del compromiso comunitario en el texto es una forma de resaltar un componente que siempre estuvo presente dentro de "programas atractivos..."

Los educadores scouts debemos privilegiar un abordaje integral y holístico y no quedarnos solamente en una lista de determinados elementos (sean 5 o sean 8) como si fuera un "checklist".

En tal sentido, la mención de ciertos elementos con un sentido “didáctico” en nuestras experiencias de formación (o en los documentos asociativos) es para destacar un "énfasis" de ciertas dimensiones del Método Scout.

Es importante no perder de vista que el Método Scout es el "Cómo" del Programa de Jóvenes, no es el "Qué". Por eso, la correcta aplicación educativa del Método Scout es más importante que la forma en que se presenta la redacción de la Constitución.


"NUEVA" REDACCIÓN Y DIFERENTES NIVELES

Previamente señalamos que el texto actualizado del Método Scout se presenta en tres niveles:

  • Texto Constitucional: reemplazará el actual texto normativo en el Capítulo I del Artículo III de la Constitución de la Organización Mundial del Movimiento Scout.
  • Texto Simple: Que se puede utilizar en documentos de Política de Programa o de Adultos en el Movimiento Scout, en presentaciones, o en la página en internet, etc. La estructura de este texto se basa en el documento de la “Política Mundial de Programa de Jóvenes”.
  • Texto Completo: Este texto más amplio puede usarse en materiales educativos. La estructura de este texto se basa en la publicación “Las Características Esenciales del Movimiento Scout”.


PARA EL EDUCADOR SCOUT

Para nuestro rol como Educadores Scouts debemos tener siempre presente que el Método Scout se “activa” si el educador aplica el dinamismo propio del Movimiento Scout:

  • Vida de Grupo
  • Estructura
  • Objetivos educativos
  • Oportunidades de aprendizaje


PARA LOS FORMADORES

En nuestras experiencias de formación debiéramos enfatizar:

  • La participación en las experiencias tiene como objetivo asegurar una mejor aplicación del Método Scout y el Programa de Jóvenes en las actividades del Grupo Scout.
  • La aplicación correcta del Método Scout debe resultar en una experiencia para los jóvenes que sea educativa, divertida y agradable y donde los jóvenes estén seguros física y emocionalmente.
  • Debe ser flexible y relevante a los tiempos y, en particular, satisfacer las exigentes necesidades del siglo XXI como respuesta a las necesidades cambiantes de los jóvenes y de la sociedad.
  • Tiene que adaptarse a criterios apropiados de aprendizaje por edad y por desarrollo.
  • La reflexión personal y grupal como modo de aprendizaje autodirigido es la mejor herramienta para adaptar las experiencias y el aprendizaje individual y debe utilizarse para convertir las experiencias en oportunidades de aprendizaje, lo que a su vez conducirá a la autoeducación y el autodesarrollo.
  • El Método Scout debe potenciar a los jóvenes para que desempeñen un papel protagónico en su comunidad cercana como ciudadanos activos, lo que da como resultado una experiencia de aprendizaje permanente.


Siempre listo, rodrigo 
Rodrigo Gonzalez Cao  

Más material sobre el Programa de Jóvenes en el Movimiento Scout:



También en: